portada gris arte

¡Bienvenidos una vez más a Beyond Games! En esta ocasión os traemos, lo que esperamos que se convierta en una serie de artículos centrados en el arte en los videojuegos. En esta sección, analizaremos diversos juegos y veremos como su apartado artístico influye tanto en el propio juego, como en los jugadores.

También trataremos de dar respuestas a preguntas como: ¿Los videojuegos son arte? ¿Hasta que punto es importante el apartado artístico en un videojuego? ¿Cómo influyen otros medios artísticos como el cine o la pintura?

Antes de empezar, por favor, recordad compartir este artículo si os ha gustado. Juntos podremos seguir creciendo.

La compleja definición de arte  

Muchos hemos crecido escuchando expresiones como “¡Menuda obra de arte!” o “Eso sí que es arte”, pero… ¿Qué es realmente el arte?

El concepto de arte es tan amplio y subjetivo, que seguramente ni vosotros ni yo, podríamos dar una respuesta inmediata. Por este motivo, lo primero que haremos será definir la palabra arte.

Según la segunda acepción de la RAE, el arte es una manifestación de la actividad humana mediante la cual se interpreta lo real o se plasma lo imaginario mediante recursos plásticos, lingüísticos o sonoros.

Si hacemos caso a esta definición podemos llegar a la conclusión de que disciplinas tradicionales como la música, la pintura o la poesía serían consideradas como arte. Pero, ¿qué pasa con obras más complejas como una película o un videojuego? Ambas son habitualmente intangibles y se duelen plasmar de manera digital. Además, suelen aunar distintas disciplinas, tales como el dibujo, el modelado, la escritura o el doblaje.

Por lo tanto, podríamos afirmar que un videojuego o una película es una obra compleja, que es el resultado de la unión del trabajo de distintos artistas provenientes de diversas disciplinas artísticas.

Sin embargo, ¿todos los videojuegos son arte? Algunos dirán que no, al igual que en el cine algunas películas son tachadas de meros blockbusters carentes de alma, en los videojuegos pasa algo parecido. Sin embargo, esto no deja de ser algo subjetivo. El arte debería ser, al menos desde nuestra perspectiva, cualquier obra o disciplina capaz de evocar sentimientos u emociones al usuario al que va dirigido. Veamos un ejemplo.

GRIS

Quizás muchos no lo conozcáis, o quizás sí, pero GRIS es un videojuego español desarrollado por Nomada Studio que salió a la venta en 2018. Este título es un juego de puzles y plataformas en 2D, cuyo punto fuerte sin duda es su apartado artístico.

Esto se debe principalmente a la dirección de arte llevada a cabo por Conrad Roset. Conrad Roset es un artista catalán, el cuál ha trabajado en diversos proyectos artísticos destacando en el ámbito de la publicidad y la ilustración, sin embargo, todo cambiaría cuando un día conoció a Adrián Cuevas y Roger Mendoza con quienes fundaría Nomada Studio, introduciéndose de esta manera en el mundo de los videojuegos.

Su arte destaca por usar predominantemente figuras femeninas y fusionarlas con la naturaleza, así como por su excepcional uso del color a través de las acuarelas. Todas estas características se ven reflejadas en el juego, en el cuál encarnaremos a una chica llamada Gris quién, después de pasar por una experiencia dolorosa, tendrá que devolver el color al mundo que la rodea. En cada escenario predominará un color y este, junto con el diseño de cada uno de los escenarios, serán los encargados de mostrarnos el estado emocional de nuestra protagonista. De este modo podemos identificar sentimientos como la ira y la frustración, en el nivel del desierto (en el que predomina el color rojo) o la tristeza y la pesadumbre en el nivel de las cuevas submarinas (en el cual predomina el color azul). Todo esto se nos explica, sin que ningún tipo de narrador ni ningún otro tipo de personaje tengan que intervenir para decirnos como se siente nuestra protagonista ni qué debemos hacer en cada momento .

Imagen in-game de GRIS (2018) capturada en Nintendo Switch.
Imagen in-game de GRIS (2018) capturada en Nintendo Switch.

Y es que este es el poder que ejerce GRIS sobre nosotros como jugadores. Es capaz de contarnos una historia y hacernos sentir una serie de emociones tan solo con su apartado artístico. Pero no solo nos referimos a la parte visual, sino también al apartado sonoro. La banda sonora, compuesta por Berlinist, acompaña al jugador en los momentos más tensos y emotivos.  

Como ya mencionamos con anterioridad, la historia de Gris no nos es contada como tal, sino que se nos muestran una serie de sucesos, a través de los cuales nos intentan evocar una serie de emociones utilizando únicamente su arte visual y su diseño de sonido. Nosotros como jugadores, somos los encargados de captar esos estímulos e ir relacionando esas experiencias dentro del juego con nuestras experiencias personales. Esto es lo que se conoce como narrativa evocativa.

Imagen cinemática de GRIS (2018) capturada en Nintendo Switch.

Por esta razón, en la mayor parte del juego vamos solos y no podremos interactuar prácticamente con ningún NPC; porque GRIS, más que un juego, es una experiencia introspectiva. En este título no hay distracciones, lo único realmente importante sois tú y el entorno que te rodea, el cuál va cambiando a la par que evoluciona la protagonista.

Y hasta aquí, la primera parte de El arte a través de los videojuegos. Esperamos que os haya gustado este artículo y que os hayamos motivado a probar este juego, que para nosotros es una verdadera obra de arte. GRIS está disponible para Nintendo Switch, Playstation, IOS y PC.

0 Reviews

Write a Review

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10

Por joshmind

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.