FISICO VS DIGITAL

Muy buenas a todos jugadores y jugadoras. Hoy estamos aquí en El Rincón del Assassin para debatir sobre el futuro del formato físico, a raíz de la noticia de que a partir de ahora las ediciones coleccionistas de los juegos de Ubisoft destinados a Xbox One y Xbox Series X contendrán el juego sólo en versión digital.

Esta noticia ha desatado por las redes innumerables opiniones encontradas. Por un lado, están los que opinan que el formato físico debería desaparecer para dejar paso a los juegos digitales ya que estos son el futuro; por otro lado, los amantes del físico justifican que un juego físico tiene muchas más ventajas que el formato digital y alegan en contra de este último que los juegos en este tipo de formato son demasiado caros sin justificación.

En este artículo intentaremos analizar los distintos puntos de vista así como prever cuál será el futuro del formato físico.

Formato físico vs formato digital

Para empezar, comenzaré confirmando lo que todo el mundo ya sabréis, y es que como jugador, no soy 100% objetivo. Al contrario, yo soy un gran amante del formato físico. Me encanta ir a la tienda, comprar los juegos, tenerlos entre las manos y admirar su portada, abrirlos y meter los discos en el lector. Sé que parecerá una tontería, pero es una de las cosas que más disfruto de un videojuego, a parte de jugarlos claro. Es casi cómo si de un ritual se tratase. Un ritual solemne y de amor hacia un medio de entretenimiento que me ha aportado tanto a lo largo de mi vida, y seguro que para muchos de vosotros también.

Pero no os creáis que me dejo cegar por la nostalgia. El formato digital ha ido cogiendo fuerza en los últimos años, tanto que ya supera el 50% de las ventas en Europa en los últimos años. Y con razón.

El formato físico tiene dos desventajas principales frente al formato digital. Una es su alto coste de fabricación, y otro, es su almacenamiento.  

A las empresas le cuesta mucho más publicar su juego en físico ya que tienen que tener en cuenta numerosos gastos. Primero, los gastos de fabricación del disco bluray y la caja del juego. Luego, los gastos de distribución para que este juego llegue a cada una de las tiendas que lo pondrán a la venta. Y, por último, la campaña de marketing para dar a conocer el juego. En el caso del formato digital, casi todos estos gastos desaparecen quedando solamente lo que quieran gastarse en la campaña de marketing. Por lo que, a las empresas les sale más rentable producir en físico y distribuirlo directamente en las principales plataformas digitales para así invertir el resto del dinero en una buena campaña de marketing.

El segundo punto, y no por ello menos importante, es el almacenamiento de los juegos en físico. Con las mejoras de las consolas de última generación y la potenciación de los servicios de streaming de videojuegos como Stadia o PS Now, los jugadores pueden, o bien, almacenar sus juegos digitales en su consola o bien jugarlos en línea pagando una suscripción. Sin embargo, el formato físico te obliga a almacenar los juegos en un espacio físico. Esto es un problema para muchos jugadores que no tienen los recursos suficientes o, simplemente no les apetece, tener un espacio reservado para almacenar sus videojuegos una vez que ya los han terminado.

Para acabar, tenemos que tener en cuenta un factor importante y es el precio. Los juegos digitales de salida tienen el mismo precio que en físico, y esto es una desventaja para los primeros ya que el formato físico tiene el añadido de llevar consigo elementos como una caja con la portada del juego, el disco bluray y demás contenidos físicos que se le pueden añadir por lo que el precio está justificado. Sin embargo, el juego digital te suele venir solamente el juego sin ningún tipo de añadido extra que conlleve un costo adicional. Por lo que, a nivel económico, desde el punto de vista del jugador, sale más rentable comprarlo en físico.

El futuro de los videojuegos en formato físico. ¿Dejarán de existir?

Tras enfrentar a ambos formatos, pasaremos a resolver la pregunta anteriormente planteada en el título.

No, los videojuegos en formato físico jamás dejarán de existir. El formato físico lleva entre nosotros demasiado tiempo como para que “desaparezca sin más”. Además, entre la comunidad de jugadores hay un gran porcentaje que aún siguen apostando por este tipo de formato, ya que ofrece una experiencia más completa que la de un usuario que los descarga en formato digital.

Sin embargo, sí que es cierto que las grandes empresas seguirán apostando por el formato digital, lanzando nuevas plataformas de streaming o fomentando otro tipo de servicios como el Game Pass de Microsoft. Todo por una cuestión de abaratamiento de costes, como ya hemos mencionado antes.

La clave, en mi opinión, para que el formato digital termine de cuajar entre la comunidad de jugadores está en rebajar los precios de salida de los juegos, para que así sean más accesibles para aquellos jugadores que solo quieran jugar una vez al juego y ya.

Y bueno, esto es todo por hoy. ¿Qué os ha parecido este artículo? ¿Qué preferís el físico o el digital? No os olvidéis de que podéis suscribiros a nuestra newsletter y seguirnos en nuestras redes sociales. Un saludo, ¡y hasta el próximo artículo!

Por joshmind